Pablo Iglesias ha reconocido sentir vergüenza por haber realizado una broma machista “imperdonable” a través de un grupo privado de Telegram. Se refiere a un comentario sobre la periodista Mariló Montero que se filtró de uno de los chats privados del líder de Podemos.  “Lo que uno puede hacer es pedir disculpas y decir esto lo hice mal”, ha añadido.

Iglesias admite que hay afirmaciones suyas sobre la realidad política y económica de Venezuela que realizó en el pasado que fueron un error. Así lo ha asegurado el líder de Podemos en la comisión del PP en el Senado sobre las cuentas de la formación morada.

“Creo que la situación política y económica en Venezuela es nefasta. He podido decir cosas políticamente que ahora no comparto”, ha señalado Iglesias, que insiste en que “rectificar en política” está “bien”.