La prostitución ha sido gran objeto de debate las últimas semanas. Existen dos posturas que enfrentan a colectivos feministas y a trabajadoras sexuales. Desde Rebelión y Sororidad queremos acercar los dos puntos de vistas para que seas tú quien saque sus propias conclusiones al respecto y las compartas.

Argumentos a favor de la abolición:Así como se ha abolido la esclavitud, se busca abolir la prostitución, prohibir que sea un trabajo y un producto que se consume. Además, muchos países como Suecia y Francia ya castigan el pago por sexo.

“En Suecia, quien pague para tener relaciones sexuales es un delincuente. Este país fue el pionero, en 1999, en penalizar a los clientes de la prostitución, que pueden enfrentarse hasta a un año de cárcel. Su modelo, basado en el principio de que la prostitución es una forma de violencia contra las mujeres —ellas son una abrumadora mayoría— y una muestra de desigualdad de género, se ha ido expandiendo por el mundo. El último país en adoptarlo ha sido Francia, tras un largo camino parlamentario, una ley que castiga con hasta 3.750 euros a quien pague por sexo”.

La prostitución es una  práctica que mercantiliza lo más sagrado de un ser humano: su cuerpo. Una práctica que le pone precio a la dignidad de las personas. Un práctica que veja, denigra y cosifica a la mujer. Por no hablar de la explotación sexual, la trata de mujeres y las menores obligadas a prostituirse. La postura abolicionista es la que no ACEPTA,  que en pleno siglo XXI  la mujer siga siendo un objeto de uso y descarte, para complacer las necesidades fisiológicas del macho.  La que no ACEPTA que la excusa para continuar con esta práctica sea que la prostitución es más vieja que el mundo.

 

Argumentos en contra de la abolición:La prostitución seguirá ejerciéndose mientras exista hambre y exclusión. Mientras exista el negocio del sexo, el porno y los puteros. Mientras el sexo siga siendo cuestión de oferta y demanda. La clandestinidad  traerá consigo más oscurantismo a la práctica, las prostitutas estarán más indefensas frente a la explotación sexual al no poder denunciar. Similar a lo que sucede con el aborto clandestino, los que están en contra de la abolición nos hablan de mayor mercado y menor control.

Argumentos a favor de la legalización: Los que están a favor de la legalización nos ponen de ejemplo a Holanda, donde la prostitución se legalizó el 1 de octubre del año 2000, levantando la prohibición que pesaba sobre los burdeles desde el año 1911.Con esta legalización se consiguió además que en el Código Penal se incluyera un artículo que convierte en punibles todas las formas de explotación, se revisó la ley para la protección de menores y se elevó la edad mínima para ejercer trabajos sexuales de 18 a 21 años.Las cifras económicas son otro dato que los que defienden legalización ponen de ejemplo, al ser una práctica legal se ingresa mucho dinero a las arcas públicas:  las prostitutas cotizan y pagan impuestos. También tienen derechos y sindicatos que las representan. Comparan también la legalización de la prostitución con la legalización de las drogas,  que ha bajado el consumo y lo ha regularizado combatiendo al narcotráfico. Además de la comparación con la legalización del aborto que disminuye las muertes y también la práctica.

Argumentos en contra de la legalización: Con la legalización la sociedad está dando carta verde a la mercantilización del sexo. Al ser legal la estamos normalizando, le estamos dando un mensaje positivo a los puteros, a los proxenetas, a las niñas que encuentran dinero fácil   vendiendo su cuerpo. El Confidencial escribió un artículo interesante Los ‘loverboys’ nuevos personajes de tribus urbanas que utilizan su carácter de influencer,  para que menores se prostituyen en Holanda aprovechando un vacío legal. Les dejamos el citado artículo sobre una historia contada en primera persona sobre el proxenetismo escolar.

Nuestras aportaciones al debate

Una vez ofrecida las dos posturas con  sus pros y contras, nos gustaría ofrecerte un aporte, una solución a la prostitución,  y no es ninguna fórmula mágica, sino voluntad política: educación sexual en la escuela. Una asignatura pendiente.

Educar, educar, educar a temprana edad. Educar en igualdad de género. Educar a las niñas para que no caigan en una práctica que las denigre como personas. Educar a los niños para que entiendan lo que representa recurrir al sexo de pago. Urge abordar educación sexual en el aula en una sociedad hipersexualizada, genitalizada, del envase, de fácil acceso al porno. Una sociedad que normaliza y hasta describe como bonito la venta del cuerpo y la dignidad: Pretty Woman es un ejemplo clásico sobre la prostitución color de rosa, y más actual el boom que se creó entorno a 50 sombras de Grey, una novela con una cultura profunda de fondo el BDSM, para un público inculto en materia sexual. No puede seguir siendo tabú el sexo, porque estamos viendo a diario los aberrantes resultados de la represión sexual. Es hora de progresar hacia una sociedad y humanidad libre a nivel sexual, plena…que no necesite recurrir al sexo de pago para cumplir sus fantasías sexuales. Que sea capaz de razonar sobre lo que implica ser consumidor de personas.

Y tú que posturas defiendes?: Abolición o legalización. Déjanos tu comentario.