Según ha informado el Gobierno de Canarias en un comunicado a raíz de una supuesta confirmación de la Delegación del Gobierno, la mujer encontrada muerta este lunes junto a sus dos hijas, también fallecidas, en una vivienda situada en el municipio tinerfeño de La Orotava fue asesinada presuntamente por su pareja, que también fue hallado ahorcado.

El Gobierno de Canarias ha mostrado, a través del comunicado ya referido, su “más enérgica” condena y su “dolor” por este asesinato, así como por el fallecimiento de las dos niñas, cuyas muertes están siendo todavía investigadas.

El consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, José Miguel Barragán, considera “absolutamente indispensable” mostrar la repulsa social e institucional, unidad y colaboración, así como tolerancia cero hacia los agresores para poner fin a la violencia de género, “una terrible lacra social que debilita los pilares de nuestro sistema político y nuestra convivencia cotidiana, y que se fundamenta en una consideración desigual y desequilibrada de las relaciones de poder entre hombres y mujeres, prejuicios sexistas, y actitudes discriminatorias en los más variados aspectos“.

El consejero ha trasladado sus condolencias a la familia y reafirma el compromiso y apoyo del Ejecutivo canario a las víctimas de todas y cada una de las manifestaciones de la violencia machista. Ha destacado, además, la “firme” determinación del Gobierno para contribuir a erradicar este “grave problema social, máximo exponente de la desigualdad, a través de la prevención, sensibilización, educación y asistencia y protección a las víctimas”.