Seis españolas, ciudadanas de a pie y residentes en Australia, pero que no se conocían de nada decidieron crear un grupo de Facebook a favor de la igualdad de género tras la polémica sentencia de La Manada. “Ha sido la gota que ha colmado el vaso y estamos hartas de esta desigualdad constante que ya chirría”, dice Liz Alonso, una de las precursoras de Sister, from Australia we believe you.

Al caso de La Manada se suma el de una joven, de 16 años, que fue penetrada por su tío. La Audiencia de Barcelona dictó sentencia hace días y rebajó la condena a abuso sexual, en lugar de agresión ya que el acusado no hizo uso de la fuerza física porque la menor no opuso resistencia. Desde Sister, from Australia we believe you se cuestionan qué mensaje da la justicia con estas resoluciones: “¿Hay que luchar hasta la muerte? ¿Que nos callemos por miedo?” Consideran que el silencio “es muy tóxico y es lo que impide moverse hacia delante”.

Al principio en el grupo de Facebook solo había españoles, pero se fueron sumando de manera espontánea sudamericanos, franceses y, poco a poco, gente local. “Hombres y mujeres que se han volcado en la posibilidad de que esto cambie”, cuenta Pilar Martín, ceutí que lleva trabajando dos años y medio en el continente. “Estamos lejos, pero eso no quiere decir que nuestro país no nos importe”, añade Martín.

Sister, from Australia we believe you dio otro pasito más y el pasado 6 de mayo convocó concentraciones simultaneas en distintas localizaciones de Australia, entre ellas, Sidney, Melbourne, Perth, Brisbane y Byron Bay para mostrar su apoyo a las víctimas y exigir una reforma en el sistema judicial. “Ellos estarán cansados de escuchar a las que pedimos la igualdad, pero más cansadas estamos nosotras”, explica tajante Liz Alonso.