Lilith es una de las personas detrás de @Pictofem. Pero es mucho más que eso. Es una feminista convencida que se ha ofrecido a explicar una serie de conceptos y necesidades para ayudarnos a entender en qué consiste esta revolución. Charlamos con ella con la única pretensión de disfrutar del feminismo.

¿Por qué Pictofem? ¿Quién es Pictofem?

Pictofem en su mayoría soy yo. Para las infografías soy la que busca las noticias, las resume, las compone, hace la carta de color. Pero a la hora de los bocetos, tirar la línea es mi pareja la que me ayuda. Yo soy la parte más importante pero no la única. El juego de Feminist Match y las tiras feministas sí que son creaciones al 100% mías.

Hablemos de Feminist Match.

Con Pictofem tuve la certeza de que se necesitaba mucha pedagogía. Yo, antes, en el activismo, era menos educativa. Tenía claro los valores, pero si tu no entendías, pues ponte a leer y aprende. Pero desde que he tenido un hijo y tengo una pareja, que ambos son hombres, he entendido que o hago pedagogía o ellos no se van a posicionar nunca en favor del movimiento, porque por qué van a perder ellos sus privilegios ¿No? ¿Simplemente porque yo lo pidiera? Tenía que hacer mucha pedagogía, primero en mi casa y luego fuera. Con esa idea nació Pictofem, hacer infografías para enseñar el feminismo desde todas sus aristas. Pero pensé que no sólo hay que dirigirse a las personas adultas, que los niños y las niñas son muy receptivos. Debemos empezar por la base para que a medida que crezcan el feminismo esté mucho más extendido. Entonces me planteé que había que hacer juegos, para enseñar de una manera más lúdica, que es la forma más eficiente de aprender. Me planteé dos juegos. El primero es una lucha contra el patriarcado, que está hecho, pero aún requiere financiación, está pendiente. Pero yo le seguía dando vueltas. Y un día leí un hilo de Anais Bernal Treviño, en el que decía que las feministas de los años 70 radicales nunca iban abrir portada o al menos nunca de forma positiva, porque evidentemente iban al meollo del patriarcado y el patriarcado no les iba dar voz. Y pensé, tiene razón, hay que encontrar una manera de llegar a los niños y las niñas antes de que lleguen los medios de comunicación. Y dije, hay que hacer un juego de cartas para niños y niñas más peques, a partir de dos años, que tuvieran unos referentes más políticos, más fuertes. Pensé que había que darles voz a mujeres que los medios de comunicación no le iban a dar. En el juego no sólo hay feministas radicales, pero todas han luchado por los derechos de las mujeres.

 

¿Nos destacas alguna feminista en concreto?

Lo que me gustaría destacar es que yo he intentado que haya un abanico de mujeres con rasgos distintos. Hay mujeres europeas, mujeres de América y de África. He intentado que haya diversidad. Quería que hubiera diferentes realidades y que entendieran que todas las mujeres, a pesar de nuestras diferencias tenemos básicamente los mismos problemas.

Pero destacaría a Emmeline Pankhurst, porque me parece que una señora de clase alta que se baja a luchar con las trabajadoras es una lección de vida. Que las ayudara económicamente a sacarlas de prisión es sororidad. Se jugó sus privilegios ya que había sacado a las mujeres de las fábricas e hizo que quizá perdieran sus trabajos, incluso sus familias. Está considerada por la revista Times la mujer más influyente del siglo XX. ¡Le tengo una admiración especial!

Otra mujer que me encanta es Kate Millet, la creadora o introductora del concepto de patriarcado en el pensamiento feminista. Y una española sería Alicia Miyares, que ha puesto el foco de atención en los vientres de alquiler. Una mexicana sería Marcela Lagarde, que acuñó el término feminicidio. Todas ellas están en el juego.

Te destaco éstas, pero todas las que están en el juego son increíbles. Es difícil quedarse con dos o tres.

¿Y en las cartas encontramos esta información?

No, porque he intentado que las cartas sean lo más limpias posibles para que los niños y las niñas focalicen la atención.  Que los y las peques se quedaran con los nombres como referencia. Toda la información de quién son esas mujeres se puede encontrar en Internet, todas están en Wikipedia. Gracias a las aportaciones de mujeres que ya tienen el juego estoy haciendo una web en la que explicar quienes son todas ellas.

 

Feminismo y educación. ¿Qué lacras seguimos arrastrando? ¿Qué necesitan las niñas y los niños del 2018?

Los niños y las niñas de hoy en día necesitan lo mismo que han necesitado siempre. Explicarles que al final todos somos personas y todos somos iguales con los mismos derechos. Que, por el hecho de nacer con un cuerpo de mujer, no eres ciudadano de segunda. Y en el caso de ser racializada ya eres de cuarta categoría. Y la segunda cosa es que hagan lo que quieran, que sean libres respecto al patriarcado. Hay una corriente muy fuerte en la que se les intenta inculcar que si no cumples con los roles de género te puedes cambiar al otro sexo o género. Esto me parece una aberración, los niños y las niñas tienen que tener la libertad de vestirse y jugar sin que eso les haga cambiar o transitar al otro género o sexo. Sería un avance entender que los niños y las niñas tienen que hacer lo que quieran y romper los estereotipos. Yo he vivido la lucha de ser una niña y romper los roles de género. Hay que enseñarles a los niños y las niñas que hay cosas que son difíciles, pero que es importante luchar por ello.

 

¿Y la cultura? ¿Falta feminismo en la cultura? ¿Hay más mujeres?

Si entendemos la cultura como el conjunto de conocimientos, ideas, tradiciones y costumbres que caracterizan a un pueblo, la cultura es patriarcal; así que por supuesto le falta mucho feminismo.

Afortunadamente sí hay más mujeres visibles, es verdad. Pero también es verdad, que ser mujer no te convierte feminista. Hay mujeres que tienen mucha visibilidad, que es de agradecer, pero a mí me gustaría que esas mujeres entendieran que son un modelo y que si se autodenominan feministas luego tuvieran actitudes que realmente fueran feministas. Porque si no parece que hemos diluido el feminismo y pierde fuerza. El feminismo tiene ahora un punto que está de moda. Me gustaría que se tuviera cuidado y respeto hacia el movimiento. El feminismo, como cualquier movimiento ideológico, tiene unas bases, un fundamento que hay que entender. Como decían las sufragistas: actos, no palabras. Pero como decía Simone de Beauvoir “el opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos”. ¡Ojalá todas las mujeres fueran feministas!

 

Hablemos de transversalidad. ¿Es el feminismo un movimiento transversal?

El feminismo como ideología es un movimiento transversal. Pero creo que la realidad no lo es. Yo el 8 de marzo aluciné, vi un montón de mujeres en la calle, todos teníamos muy claro por lo que había que luchar. Con la manada pasó lo mismo. Pero con las mujeres de Huelva que fueron violadas, temporeras inmigrantes, en la manifestación fuimos 70 personas. Eso demuestra que no hay transversalidad en igualdad de importancia para todas las mujeres.

Sororidad. ¿Qué te sugiere la palabra? ¿Estamos ante una moda?

Es una palabra la que le tengo amor y odio a partes iguales. Apoyo el ser compañeras, el no ser enemigas, el “yo si te creo”, pero por otro lado la sororidad se ha utilizado como arma para no poder criticar nada que hace otra mujer. Y eso no me gusta. Yo siempre voy a estar al lado de la mujer, pero no me gusta que se use la sororidad como protector a las críticas de actitudes sexistas o machistas que puedan tener otras compañeras o incluso yo misma. El feminismo nace de una crítica social, y si no podemos criticar actitudes, por el hecho de que es una mujer, estamos perdidas. No me gusta la tergiversación del concepto. Quiero dar las gracias a todas las compañeras, amigas y mi madre que han criticado mis actitudes sexistas (incluso racistas, cuando las he tenido) para poder ser a día de hoy mejor persona, mejor activista. Todas hemos sido criadas en una sociedad patriarcal, ninguna estamos libre de actitudes a cambiar. Seamos también sororas con las compañeras que nos hacen crítica para mejorar.

 

¿Qué ocurre con el estigma a las amas de casa?

La amas de casa están muy mal vistas porque el patriarcado ha menospreciado su trabajo. Pero éste es fundamental para que el sistema funcione. El día que las amas de casa empiecen a tener conciencia de clase (que empiezan a tenerlo) y decidan unirse para hacer huelga o pedir derechos laborales tiembla el mundo.

¿Cuál es la relevancia de hablar de lo personal?

Las historias personales son muy importantes. Lo personal es político y todo lo que haces es lo que crea la realidad. Sobre todo, cuando eres madre, te planteas muchas más cosas porque es lo que transmites. Tal y como nos comportamos y hablamos es como se constuye la realidad.

¿Existen los micromachismos y los microfeminismos?

Que no se debe violar es algo con lo que está de acuerdo el 80-90 por ciento de la gente, el problemas viene cuando empezamos a hablar de paridad, de que las amas de casa puedan tener un suelo, en que la maternidad y la paternidad esté al mismo nivel a persar de las diferencias biológicas que tiene. Cuando tocas esos temas es cuando surge lo que denominamos micromachismo o microfeminismo, pero en realidad  esos temas son igual de importantes. No hay nada micro, todo está muy pensado, el patriarcao no deja nada al azar.

 

¿Qué le dirías a esas mujeres que nos leen y que no saben o dudan sobre unirse a la ola feminista? ¿Somos una ola? ¿Una moda que pasará?

Somos una ola porque cada vez que el feminismo ha tenido una incorporación del pensamiento se crea una ola. El problema es que hay gente que se está intentando apropiar de hacia dónde va la ola. A las mujeres que dudan les diría que no duden porque el feminismo lucha por ellas y el feminismo es una lucha de todas, es una lucha social que no entiende de individualidades. Necesita que estemos todas juntas, que luchemos contra el enemigo común o no lo conseguiremos, las necesitamos.

 

¿Nos ayudas a saber qué es una TERF?

Las TERF somos las mujeres que decimos que patriarcado nos discrimina por el hecho de tener vuelva. La ablación se les hace a las niñas, que son las que tienen vulva. Igual que las mujeres que están en las granjas de compraventa de bebés y explotación de mujeres, están a ir por el hecho de que pueden parir. Igual que se nos viola y se nos mata por tener vagina, igual que se nos explota por lo mismo. Las que nos llaman TERF no tienen ningún respeto por esas niñas ni por esas mujeres.

 

Principales enemigos del feminismo

El principal enemigo es el patriarcado, aunque el problema es que patriarcado tiene muchos tentáculos. El patriarcado tiene muchos años de historia y nos lleva mucha ventaja, se sirve todas las herramientas que tiene, que son muchas. Por ejemplo, el transactivismo hace mucho daño al feminismo, lo boicotea. Las personas trans están discriminadas por el hecho de serlo. Y evidentemente deben luchar en contra de esa discriminación pero no boicoteando al feminismo.

 

Acabemos con un Juego…. ante mis palabras dinos que se te pasa por la cabeza:

  • Machirulos: troll
  • Señoros/señores: Son trolls con más educación, o con insultos más refinados.
  • Androcentrismo: el hombre de Vitruvio, que es el hombre por excelencia.
  • Heteropatriarcado: es una palabra que no me gusta nada porque el lobby Gay es muy fuerte y está haciendo mucho daño también a las mujeres. Me gusta decir patriarcado. Visualmente es como el Dragón de San Jordi, que es malo, pero le tenemos cariño. Yo no le tengo nada de cariño a ese concepto.
  • La Manada: ellos se comportan más como una jauría, no han sido para nada una manada. Una manada jamás atacaría a un animal indefenso sin que ese animal ataque. Nunca con la brutalidad gratuita de esta manada. Cuando nosotras decimos “la manada somos nosotras” me gustaría saber qué piensa la víctima. Siempre pienso en una manada en femenino, de leonas, muy fuertes.
  • Gestación subrogada:  tráfico de niños y mujeres
  • Violencia económica: lo primero que se me ocurre son las amas de casa, aunque no son las únicas que lo sufren.
  • Puteros: típicos tíos bien vestidos que te intentan dar lecciones sobre feminismo, pero después se van a comprar mujeres para su satisfacción sexual y, además, incitan a los más jóvenes a estas practicas.
  • Políticos: son los que dan voz al patriarcado, perpetúandolo con las leyes.

 

Recomiéndanos un comic.

Sin duda un comic, aunque de temática lesbiana: Unas bollos de cuidado, de Alison Bechdel.

*El juego Feminista Match puede comparse enviando mail a pictofem@gmail.com. Precio: 16,90€ + gastos de envío.