EL VIERNES 16 tuvo lugar en Valladolid, en la sede del Consejo Económico y Social de Castilla y León, la Jornada Empoderamiento económico de las mujeres frente a la violencia de género, organizada por la Secretaría de Mujer y Políticas de Igualdad de CCOO de Castilla y León.

 

Una jornada que congregó a un numeroso público con interés en conocer en profundidad las distintas manifestaciones de la violencia económica, que fueron expuestas por las ponentes desde los ámbitos más generales académico y jurídico, y desde experiencias concretas, como mujeres rurales, trabajadoras del empleo del hogar y superviviente de violencia de género, además de informarse del compromiso y la acción sindical permanente de CCOO frente a violencias y desigualdades de género.Un momento de la jornada. Fotografía de Elena Pinilla.

La jornada comenzó con las palabras del secretario general de CCOO de Castilla y León, Vicente Andrés, quien señaló la conveniencia de centrarse en un aspecto menos conocido de las violencias machistas, las de tipo económico, y recordó el compromiso y la acción del sindicato para combatir estas violencias, y sus causas, desde todos los ámbitos en los que el sindicato está presente. A continuación, Yolanda Martín, secretaria de Mujer y Políticas de Igualdad de CCOO CyL, presentó la campaña de CCOO para este 25N, “Vidas, no números”, denunció el fracaso institucional constatable en los datos y, sobre todo, en las vidas de miles de mujeres, y exigió la puesta en marcha con efectividad y recursos de las medidas contenidas en el Pacto de Estado contra la violencia de género.

A continuación tuvo lugar la primera mesa redonda sobre Economía feminista y violencia económica contra las mujeres, moderada por Eva Antón, del equipo de la Secretaría Confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO, que contó con la exposición de la investigadora de la universidad Pablo de Olavide María Giulia Costanzo, quien sentó las bases de la violencia económica desde la perspectiva de la economía feminista, y con la intervención de la abogada Rosa Gil, quien abordó esta realidad desde el ámbito jurídico y desde su amplia experiencia como defensora de los derechos de las mujeres, en especial de mujeres que han sufrido esta problemática.

En la segunda mesa, moderada por Ana Bérchez, agente de igualdad de CCOO en Zamora, intervino Rosa Arranz, presidenta de Iniciativa Social de Mujeres Rurales (ISMUR), que expuso la problemática desde la mirada de una mujer rural; Carolina Elías, presidenta de Servicio Doméstico Activo (SEDOAC), que enumeró las discriminaciones que afectan a las empleadas de hogar, y María Iglesias, superviviente de violencia de género que contó su experiencia.