Las llamadas de mujeres víctimas de violencia de género no están siendo atendidas por el servicio del 016 porque están siendo derivadas a otros teléfonos de servicios autonómicos, provocando un desbordamiento en la línea telefónica.

La nueva adjudicación del 016 por parte de la Administración el pasado mes de abril debía haber garantizado al menos la atención del 100% de las llamadas y sin embargo, una vez más, la falta de dotación presupuestaria para la lucha contra la violencia machista y el incumplimiento sistemático del Pacto de Estado contra la Violencia de Género dejan a las víctimas en situación de desamparo.

La nueva empresa adjudicataria, ATENZIA, ya había mostrado su incapacidad para gestionar este servicio, pues debía haber tomado el relevo el pasado 1 de junio, fecha en la cual aún no se había formalizado el contrato de esta empresa con la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, ni se había dirigido a las 23 trabajadoras para comunicarles la nueva situación. El Partido Popular, en lugar de tomar medidas, optó por solicitar una prórroga de 12 días a la empresa anterior.

ATENZIA ofertó los contratos laborales a las trabajadoras del servicio, que serán dadas de alta con fecha 14 de junio y verán convertidos sus contratos indefinidos en temporales, sin que les sea reconocida la antigüedad en la atención del 016 desde sus inicios, hace once años.

Esta nefasta gestión supone una precarización de las trabajadoras. Es necesario evaluar los incumplimientos perpetrados por ATENZIA y adoptar las medidas que aseguren la continuidad de este servicio y las condiciones laborales de las mujeres que lo hacen posible.

Para Elena Blasco, secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO, confirma “el despropósito de una maniobra que solo puede obedecer a la voluntad del anterior equipo ministerial de dejar que sea el nuevo Ministerio de Igualdad quien tome decisiones sobre esta situación, con una falta total de responsabilidad y de sensibilidad hacia las víctimas de violencia machista”.

Una vez más, ha quedado demostrada la falta de empatía con las víctimas de violencia machista por parte del PP”; señalando que “la reparación inmediata del servicio completo y adecuado el 016 debe ser una prioridad máxima para el nuevo Gobierno, pues la vida de las mujeres está en juego”, sentencia Elena Blasco.