Una niña de 16 años del estado oriental de Jharkhand fue estrangulada y su cuerpo descuartizado y arrojado a un desagüe después de que exigiera un año de salario que nunca recibió a la agencia que le contrató. Un hombre, que trabajaba para la agencia que contrata a niñas de familias pobres de las zonas rurales para trabajar en Delhi, fue detenido la semana pasada, según informó la Policía.

¿Cómo podemos permitir que nuestras hijas pequeñas sean brutalmente asesinadas después de la trata y la explotación? ¿Dónde está el estado de derecho?” ha señalado Kailash Satyarthi, galardonado con el Premio Nobel de India y activista defensor de los derechos del niño. Satyarthi ha instado al Gobierno a aprobar el nuevo proyecto de ley contra la trata en India, que fue aprobado por el gabinete en febrero pero aún no se ha presentado al Parlamento, y ha pedido la promulgación de otro proyecto de ley para regular las agencias de empleo.

En India, millones de personas, incluidos niños, trabajan durante horas en hogares con poca libertad o protección y alrededor del 60 por ciento de las más de 23.00 víctimas de la trata rescatadas en India en 2016 eran niños, según datos del Gobierno.

El Parlamento de India aprobó una controvertida ley en 2016 que permite a los niños trabajar para empresas familiares a pesar de la preocupación generalizada de que empujaría a la mayoría de ellos al trabajo. La organización benéfica contra la trata de personas Shakti Vahini ha exigido que se reviertan las enmiendas a la ley y se apruebe rápidamente una legislación para controlar las agencias de empleo no reguladas para evitar que retengan los salarios de los trabajadores y usen la violencia contra ellos.