THURSDAY 16 AUGUST 2018

Por Iria Bouzas

Ana Pontón llegó a la militancia política a los 16 años cuando ingresó en las juventudes del BNG, en la organización Galiza Nova. En dos ocasiones ha contado con la confianza de las bases de su partido para liderar su proyecto político. Siendo una de las pocas excepciones de mujeres al frente de una formación política su compromiso con el feminismo toma aún más relevancia por la visibilidad que le otorga al movimiento.

Las 23 trabajadoras que atienden las llamadas de miles de mujeres al año no saben aún si continuarán dando el servicio, o si se les van a mantener sus condiciones laborales.

No es abuso, es #VIOLACIÓN

Hemos pasado del “¡Ninguna agresión sin respuesta!” A una condena irrisoria que considera que el hecho de que cinco hombres adultos, arrastren a un portal a una joven; la arrinconen, intimiden con sus cuerpos y expresiones verbales, agredan, vejen, violen, la roben el móvil y la dejen abandonada a su suerte, no sea “agresión sexual”.